Grupo SID financia beca "Don Enrique Armenteros Rius" para investigación de la Flor Magnolia

Barra de progreso

de la lectura

Información de la entrada:

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Grupo SID financia beca "Don Enrique Armenteros Rius" para investigación de la Flor Magnolia

Don Enrique Armenteros Rius, pasado Presidente del Consejo de Directores de la Sociedad Industrial Dominicana, durante los años 1963-1997, dedicó décadas al cuidado de los bosques y un gran sueño de proteger las tres magnolias presentes en el país; creó la Reserva Científica Ébano Verde, que debe su nombre a un árbol endémico llamado el ébano verde (Magnolia pallenscens).

En honor a él y a ese gran sueño, Grupo SID apoyó a Georgina Espinal, una estudiante del Doctorado en Ciencias Ambientales en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo, con la beca “Don Enrique Armenteros Rius”, a través de la cual Georgina llevará a cabo una investigación durante los próximos 4 años sobre las variedades de esta especie para mejorar su conservación, lo que representa uno de los más grandes anhelos de Don Enrique.

Georgina Espinal, estudiante del doctorado de Ciencias Ambientales en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) se dedicará los próximos cuatro años al estudio de las tres variedades de la Flor de Magnolia, endémica de la República Dominicana, para mejorar su conservación.

Sobre la investigación para mejorar la conservación variedades de la flor de magnolia endémica

Esta es una investigadora del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) dedicará los próximos cuatro años a levantar información sobre las características físicas, químicas y moleculares de las tres variedades de flor de Magnolia endémicas de la República Dominicana, con el objetivo de determinar las mejores condiciones para promover su conservación.

El estudio de las poblaciones de la planta, cuyas especies están en peligro de extinción y una de ellas en peligro crítico, será posible mediante la beca Don Enrique Armenteros Rius, financiada por Grupo SID, en beneficio de la estudiante del doctorado en Ciencias Ambientales del INTEC, profesora Georgina Espinal.

Durante la presentación del proyecto de investigación, Espinal explicó que el país cuenta con tres variedades endémicas de la flor que son: Dominguensis, presente en la Loma La Barbacoa y Los Rodríguez, de la provincia Peravia; Hamorii, que está en El Cachote, Cortico, Loma Pie de Palo, entre otras de Barahona y Pallescens, de la Reserva Científica Ébano Verde y Las Neblinas, Parque Nacional Juan Pérez Rancier, en La Vega y Monseñor Nouel.

La también bioanalista y egresada de un postgrado en educación ambiental, expuso que las principales amenazas de la planta son los incendios forestales, su extracción para aprovechamiento de la madera, la ganadería, promoción del cultivo de café y el desarrollo de infraestructuras de cabañas dentro de su área de distribución. A estos se agrega la escasa regeneración natural de la especie.

“Quisiera reiterar nuestro sincero agradecimiento a la familia Armenteros y al Grupo SID quienes con su apoyo nos permiten desarrollar doctorados de calidad, y a la vez comunicarles el compromiso invaluable del INTEC con la preservación del patrimonio moral y material del país, muy particularmente del medioambiental”, expresó el rector del INTEC, Julio Sánchez Maríñez, en unas palabras introductorias.

En tanto, el Vicepresidente Corporativo de Finanzas de Grupo SID, Jordi Portet, manifestó; “Es motivo de gran satisfacción para esta organización, la oportunidad de honrar la memoria de Don Enrique Armenteros Rius, y su pasión por la conservación de la naturaleza y del medioambiente, mediante el patrocinio de la beca del doctorado.”

Las Magnolias son especies endémicas, amenazadas, características de los bosques nublados, y que se ubican entre los 600 y 2,300 metros de altura de la República Dominicana. ​

La beca para el Doctorado en Ciencias Ambientales del INTEC fue creada mediante un convenio de colaboración suscrito en marzo de 2021 por el INTEC y Grupo SID. Fue nombrada en honor a Don Enrique Armenteros Rius, un empresario dominicano quien fue presidente del Consejo de Directores del Grupo SID y cuya trayectoria de caracterizó por la defensa y preservación de los recursos naturales en el país.

En la presentación del proyecto estuvieron presentes, Julio Sánchez Maríñez, rector de INTEC, Georgina Espinal, Ing. Luis Enrique Rodríguez, Decano del área de Ciencias Básicas y Ambientales, Fernando Armenteros, Vicepresidente Corp. de Tesorería, Miriam Armenteros y Jordi Portet, Vicepresidente Corporativo de Finanzas.  

Sobre Don Enrique Armenteros Rius

Fue conocido como Enrique el Sembrador por su sentido filantrópico, soldario, ecológico, y de todo lo bueno que nace cuando se disemina amor por los demás.

Fue el creador de la Fundación Progressio, referente de gestión ambiental eficaz, cuyo principal proyecto es la Reserva Científica de Ébano Verde, el primer caso de grupo privado manejando un área pública en el país y lo hizo de forma, podría tildarse, “heroica”, desde los años 80 y , cuando pocos hablaban –salvo revista Mercado que le dedicó una portada en 1998– de protección ambiental y aún se creía que los recursos naturales eran inagotables.

Él fue un visionario que percibió que había que tomar medidas para preservarlos y que lo privado debía asistir a lo público en tarea. Retomando esa antorcha, Intec y Grupo SID han creado una beca que lleva su nombre.

El doctorado en Ciencias Ambientales tiene el objetivo de formar investigadores, directivos y gestores de los procesos científicos y de innovación tecnológica al más alto nivel, tanto nacional como internacional, con capacidad para desarrollar investigaciones, preparar a otros profesionales y dirigir procesos en el campo de las ciencias ambientales.

Con la firma de este convenio Grupo SID perpetúa esta intención original; fomentar el conocimiento y la investigación en favor del medio ambiente.

Sobre el Doctora en Ciencias Ambientales

INTEC inició el primer programa doctoral nacional en Ciencias Ambientales de República Dominicana en 2018 con el objetivo de formar a investigadores que generen una respuesta ante los efectos del cambio climático en el Caribe, la vulnerabilidad del país ante fenómenos atmosféricos, entre otras problemáticas, a partir de la aplicación de la ciencia y la investigación.

El programa doctoral, dirigido Ulises Jáuregui Haza, ingeniero químico y magíster en Ciencias, con doctorado del Instituto Nacional Politécnico de Toulouse, Francia, y profesor e investigador titular en el Instituto Superior de Tecnologías y Ciencias Aplicadas (InSTEC), Cuba, forma investigadores, directivos y gestores de los procesos científicos y de innovación tecnológica al más alto nivel, tanto nacional como internacional, con capacidad para desarrollar investigaciones, preparar a otros profesionales y dirigir procesos en el campo de las ciencias ambientales. 

Si te gustó este contenido, compártelo con tus contactos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Ver otros contenidos relacionados

En son siguientes enlaces puedes continuar tu navegación con contenidos relacionados que consideramos pueden mejorar tu experiencia

Scroll to Top