¿Voluntad o Privilegio?

Barra de progreso

de la lectura

Información de la entrada:

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Voluntad o Privilegio?

Por Juan Carlos Fernández

Muchas veces atribuimos el bienestar al mundo exterior: el entorno, las personas que nos rodean, nuestra situación actual. ¿Y qué pasaría si asumimos la responsabilidad? Implica que estos factores externos sean parte y no responsables absolutos de nuestro propio bienestar.

Más allá de un concepto, el bienestar debe tener su génesis en la voluntad propia de sentirnos bien y se define como la experimentación de salud, felicidad y prosperidad. Consiste en estar satisfechos con la vida, tener un sentido o propósito, sobreponiéndonos ante las circunstancias que se nos puedan presentar con una actitud positiva. Estar conscientes de que la felicidad debe emanar desde nosotros y que los desafíos están para conquistarlos y obtener los resultados que deseamos.

Para vivir en bienestar, es necesario que los diferentes ámbitos de nuestras vidas estén en equilibrio y para ello hay que cultivarlos. De ahí la importancia de abrirnos a nuevos retos, aprender continuamente y desarrollar labores que nos eleven cada día a un nivel superior.

En este artículo, te presentamos 15 Acciones que te apoyarán en el desarrollo de tu bienestar:

  1. La salud integral, es el primer paso para vivir en bienestar. Estar saludables física, mental y emocionalmente a través de buenos hábitos de alimentación, ejercicios, visitas periódicas a especialistas de la salud, fortalecimiento de las defensas del cuerpo y con la gestión inteligente de tus emociones.
  2. Mantenerte activo a través de un trabajo digno, te hará sentir productivo y capaz de lograr todo aquello que te propongas.
  3. Ser íntegro en tu actuar. Ten presente, que atraes lo que eres. Si accionas bien, atraerás cosas mejores a tu vida. De esta forma promueves la integridad, valor que nos motiva cada día a ser mejores.
  4. Cosechas lo que siembras, pero ten en cuenta, cómo lo siembras, pues de esto dependerá el tamaño, calidad y utilidad de los frutos. Motívate a dar lo mejor de ti siempre, a vivir en excelencia.
  5. Ten un propósito de vida. Soñar en grande, dando pasos firmes, te acercará cada día a ese lugar a donde aspiras estar, tanto en el plano personal y profesional. Establecer metas a corto y mediano plazo, te acercarán a tu propósito de vida, al legado que quieres construir.
  6. Haz de tus talentos una fuente de trabajo que te impulse a marcar la diferencia en tu entorno laboral, oficio o profesión. Identifica tus fortalezas y utilízalas a su máxima capacidad, para crecer continuamente.
  7. Analiza las decisiones a tomar. Tus decisiones te llevaran a un lugar distinto en 2 o 5 años.
  8. Cultiva tus relaciones con otros. Propicia la armonía y muestra afecto, a familiares, amigos y compañeros. Haz de tus conversaciones espacios de construcción y aprendizaje. Influye, Co-crea, Construye y Contagia.
  9. Administra estratégicamente tus finanzas. Participa en cursos que te ayuden a una mejor administración o busca información útil que te oriente con respecto a las mejores prácticas que garanticen tu estabilidad financiera.
  10. Cuida tus espacios. Mantener tus espacios limpios y organizados, te harán sentir más confortable. Ya sea en tu casa, lugar de trabajo, áreas comunes, espacios públicos; protégelos y contribuye a una sociedad más sostenible.
  11. Alígera la carga. Vive el aquí y ahora. Que tu pasado sea solo un referente para aprender y valorar aún más tu presente y futuro. A su vez, practica la Resiliencia, como habilidad clave, para sobreponerte a situaciones difíciles y adaptarte rápidamente a los cambios.
  12. Así como los silencios, hay pausas necesarias. Aprovecha las vacaciones para tomarte un descanso y realizar aquellas actividades que te divierten y que usualmente dejas para después. Auto energízate y recárgate para retomar con más fuerza.
  13. Apuesta a ti y confía. Eres tu competidor más fuerte. Que la pasión por lo que haces sea el motor y tu sello distintivo.
  14. Premia tus esfuerzos, celebrando tus logros y triunfos. El reconocimiento más genuino es aquel que puedes hacerte a ti mismo.
  15. Ser agradecido, te generará abundancia. Haz una lista diaria de 3 acciones por las cuales agradecer y/o agradece a personas que cada día agregan valor a tu vida. Alimenta el ámbito espiritual, a través de la lectura, ejercicios de respiración, o actividades que conecten tu cuerpo y mente; y traigan consigo sensación de plenitud.

Si bien es cierto que anhelamos vivir en bienestar, es una decisión individual que tomamos la cual conlleva voluntad, automotivación y disciplina.

¿Quién decides ser? Una Víctima o un jugador que hace del bienestar una forma de vida.

Si te gustó este contenido, compártelo con tus contactos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Ver otros contenidos relacionados

En son siguientes enlaces puedes continuar tu navegación con contenidos relacionados que consideramos pueden mejorar tu experiencia

Scroll to Top